Make your own free website on Tripod.com

Monjes, una vida de oración

Los martires del Atlas

Home
Trapenses
San Bernardo
Beato Rafael Arnáiz Barón
Los martires del Atlas
Los mártires de la familia Löb
PIO HEREDIA Y SUS 18 COMPAÑEROS
BEATO CIPRIANO MIGUEL IWENE TANSI
BEATA MARIA GABRIELLA SAGHEDDU
PADRE ROMANO BOTTEGAL
La Oración
La oración contemplativa
Descarga de Publicaciones Monásticas
Frases célebres
Oficio Divino
Lectio Divina
Favorite Links
Contact Me

LOS SIETE MONJES MARTIRES DEL ATLAS

1atlas.jpg

En la noche del 27 al 28 de marzo de 1996, siete monjes del monasterio cisterciense Ntra. Sra. del Atlas, cerca del pueblo de Tibhirine en Argelia, fueron secuestrados por musulmanes fundamentalistas. Su secuestro fue reivindicado por la facción radical del G.I.A (Grupo Islámico Armado) en un comunicado con fecha del 18 de abril de 1996 y publicado el 27 de abril. En un segundo comunicado, con fecha del 23 de mayo, el G.I.A. anunciaba que habían sido ejecutados el 21 de mayo. La misa de los funerales fue celebrada en Argel el sábado 2 de junio y fueron enterrados en su monasterio de Tibhirine, el lunes 4 de junio de 1996.

Los siete hermanos secuestrados y asesinados eran todos de nacionalidad francesa. La causa eventual de su beatificación será introducida en comunión con los otros mártires cristianos de Argelia.

Los siete habían recibido su formación monástica en diversos monasterios de Francia: Bellefontaine, Aiguebelle y Tamié, así como se señala en las breves biografías que siguen a continuación:

Dom Christian de Chergé

Nacido el 18 de enero de 1937 en Colmar (Haut-Rhin) entró en el monasterio del Atlas el 20 de agosto de 1969 siendo ya sacerdote (ordenado el 21 de marzo de1964). Hizo su noviciado en Aiguebelle y su profesión solemne en Atlas el 1 de octubre de 1976. Era Prior Titular del Atlas desde 1984. Había estudiado en Roma de 1972 a 1974 y estaba muy implicado en el diálogo interreligioso. Su Testamento, escrito más de un año antes de su muerte pero no descubierto hasta después, ha llegado a ser ya un clásico de la literatura religiosa contemporánea. Para un estudio de su vida en mayor profundidad, ver Monje, Mártir y Místico de Dom Bernardo Olivera.

Hermano Luc Dochier

Nacido el 31 de enero de 1914 en Bourg-de-Péage (Drôme), había entrado en el monasterio de Aiguebelle el 7 de diciembre de 1941. Llegó al Atlas en 1946 e hizo allí su profesión solemne el 15 de agosto de 1949. Pasó, pues, más de 50 años en Argelia. Como médico que era, sus superiores le habían pedido atender una pequeña clínica a las puertas del monasterio para atender a los vecinos, por lo cual era muy conocido en toda la región.

Padre Christophe Lebreton

Nacido el 11 de octubre de 1950 en Blois (Loir-et-Cher), entró en el monasterio de Tamié el 1 de noviembre de 1974 e hizo allí su profesión solemne el 1 de noviembre de 1980. Llegó al Atlas en 1987 y fue ordenado sacerdote el 1 de enero de 1990. Era maestro de novicios y subprior. Una selección de sus mucho poemas y la parte final de su Diario se publicaron póstumamente.

Hermano Michel Fleury

Nacido el 21 de mayo de 1944 en Sainte-Anne (Loire-Atlantique), entró en el monasterio de Bellefontaine el 4 de noviembre de 1980. Llegó al Atlas en 1984 e hizo allí su profesión solemne el 28 de agosto de 1986. Era el cocinero y jardinero de la comunidad, reconocido por su sencillez y espíritu de oración.

Padre Bruno Lemarchand

Nacido el 1 de marzo de 1930 en Saint-Mizent (Deux-Sèvres), entró en el monasterio de Bellefontaine el 1 de marzo de 1981 siendo ya sacerdote desde el 2 de abril de 1956. Llegó al Atlas en 1989 e hizo allí su profesión solemne el 21 de marzo de 1990. Superior desde 1992 del anexo del Atlas en Fez (Marruecos), estaba en Atlas en el momento del secuestro, con motivo de la elección del Prior del Atlas, que debía tener lugar el 31 de marzo de 1996.

Padre Célestin Ringeard

Nacido el 27 de julio de 1003 en Touvois (Loire-Atlantique), entro en el monasterio de Bellefontaine el 19 de julio de 1983. Sacerdote desde el 17 de diciembre de 1960, había ejercido su ministerio en las calles. Llegó al Atlas en 1987 e hizo allí su profesión solemne el 1 de mayo de 1989. Era el cantor.

Hermano Paul Favre-Miville

Nacido el 17 de abril de 1939 en Vinzier (Haute-Savoie), entró en el monasterio de Tamié el 20 de agosto de 1984, despues de haber ejercido el oficio de plomero. Llegó al Atlas en 1989 e hizo allí su profesión solemne el 20 de agosto de 1991. Era dotado y habilísimo para todo trabajo manual.

Testamento del Padre Christian

abierto el domingo de Pentecostés, 25 de mayo de 1996

                                                              
       Cuando un A-Dios se vislumbra...

Si me sucediera un día --y ese día podría ser hoy--
ser víctima del terrorismo que parece querer abarcar en este momento
a todos los extranjeros que viven en Argelia,
yo quisiera que mi comunidad, mi Iglesia, mi familia,
recuerden que mi vida estaba ENTREGADA a Dios y a este país.
Que ellos acepten que el Único Maestro de toda vida
no podría permanecer ajeno a esta partida brutal.
Que recen por mí.
¿Cómo podría yo ser hallado digno de tal ofrenda?
Que sepan asociar esta muerte a tantas otras tan violentas
y abandonadas en la indiferencia
del anonimato.
Mi vida no tiene más valor que otra vida.
Tampoco tiene menos.
En todo caso, no tiene la inocencia de la infancia.
He vivido bastante
como para saberme cómplice del mal
que parece, desgraciadamente, prevalecer en el mundo,
inclusive
del que podría golpearme ciegamente.
Desearía, llegado el momento, tener ese instante de lucidez
que me permita pedir el perdón de Dios
y el de mis hermanos los hombres,
y perdonar, al mismo tiempo, de todo corazón, a quien me hubiera herido.
Yo no podría desear una muerte semejante.
Me parece importante proclamarlo.
En efecto, no veo cómo podría alegrarme
que este pueblo al que yo amo sea acusado, sin distinción, de mi asesinato.
Sería pagar muy caro lo que se llamará, quizás, la "gracia del martirio"
debérsela a un argelino, quienquiera que sea,
sobre todo si él dice actuar en fidelidad a lo que él cree ser el Islam.
Conozco el desprecio con que se ha podido rodear a los argelinos tomados globalmente.
Conozco también las caricaturas del Islam fomentadas por un cierto islamismo.
Es demasiado fácil creerse con la conciencia tranquila
identificando este camino religioso con los integrismos de sus extremistas.
Argelia y el Islam, para mí son otra cosa, es un cuerpo y un
alma.
Lo he proclamado bastante, creo, conociendo bien todo lo que de ellos he recibido,
encontrando muy a menudo en ellos el
hilo conductor del Evangelio
que aprendí sobre las rodillas de mi madre, mi primerísima Iglesia,
precisamente en Argelia y, ya desde entonces, en el respeto de los creyentes musulmanes.
Mi muerte, evidentemente, parecerá dar la razón
a los que me han tratado, a la ligera, de ingenuo o de idealista:
"¡qué diga ahora lo que piensa de esto!"
Pero estos tienen que saber que por fin será liberada mi más punzante curiosidad.
Entonces podré, si Dios así lo quiere,
hundir mi mirada en la del Padre
para contemplar con El a Sus hijos del Islam
tal como El los ve, enteramente iluminados por la gloria de Cristo,
frutos de Su Pasión, inundados por el Don del Espíritu,
cuyo gozo secreto será siempre, el de establecer la comunión
y restablecer la semejanza, jugando con las diferencias.
Por esta vida perdida, totalmente mía y totalmente de ellos,
doy gracias a Dios que parece haberla querido enteramente
para este GOZO, contra y a pesar de todo.
En este GRACIAS en el que está todo dicho, de ahora en más, sobre mi vida,
yo os incluyo, por supuesto, amigos de ayer y de hoy,
y a vosotros, amigos de aquí,
junto a mi madre y mi padre, mis hermanas y hermanos y los suyos,
¡el céntuplo concedido, como fue prometido!
Y a ti también, amigo del último instante, que no habrás sabido lo que hacías.
Sí, para ti también quiero este GRACIAS, y este "A-DIOS" en cuyo rostro te contemplo.
Y que nos sea concedido rencontrarnos
como ladrones felices
en el paraíso, si así lo quiere Dios, Padre nuestro, tuyo y mío.
                                                                                                      ¡AMEN! IM JALLAH!

          Argel, 1 de diciembre de 1993
Tibhirine, 1 de enero de 1994

Christian.+

Enter supporting content here